Mi peor error en la vida es haber dado demasiada atención a personas que no valen la pena. -Bob Marley.

jueves, 28 de febrero de 2013

I hate.

Todo ocurre por alguna razón. Es irónico cuando la gente que más te decía que te quería es la que ahora no está ahí, apoyándote. La que creías que era fiel y resultó ser la peor de todas. ¿Desde cuando las amigas te critican por detrás? ¿Dónde quedaron las promesas, los te quiero  y los 'siempre me tendrás para lo que necesites' ? Todo eso se desvaneció por completo el día en el que me la jugaste sin hacerte yo nada. ¿Recuerdas cuando pusiste '' Va a ser gracioso el día en el que vengas y te mande a la mierda'? Pues mira que gracioso fue el día en el que fuiste tú quien vino, y fui yo, quien te mando a la mierda. Te quería, pero me decepcionaste y me dolió mucho. Quizás algún día llegue a perdonarte, no lo sé , pero por ahora no quiero que estés en mi vida. Odio a la gente falsa, y también odio que me hagan cosas que yo nunca he echo.

Pequeños detalles hacen grandes rasgos.

Y son las pequeñas cosas las que al final perduran, las que al mirar atrás mejor se recuerdan. Las sonrisas a destiempo, las declaraciones susurradas al oído, las caricias que vinieron tras los susurros..El reflejo de una puesta de sol en sus ojos, un perfume, una canción. El problema es que a veces tenemos demasiada prisa como para darnos cuenta de estos pequeños detalles. Vamos por la vida a demasiada velocidad, y no reparamos en que a veces es mejor echar el freno y pararnos a mirar a nuestro alrededor. Quedarnos en silencio y observar como funciona el mundo, y tal vez llegar a comprenderlo un poco mejor. Pero no, siempre tenemos que llegar a algún sitio, ver a alguien, hacer esto o lo otro. Nunca tenemos tiempo para escuchar, para entender, para esperar. Y seguimos acelerando. Aceleramos una y otra vez. Para llegar a tiempo. Para llegar antes de tiempo. Y ya no nos damos cuenta de los pequeños ni de los grandes detalles.

sábado, 16 de febrero de 2013


No es fácil olvidar a alguien.

-¿Pero todavía lo quieres? 
+¿Todavía, dices? Pues claro. Cuando dije que lo quería, lo dije de verdad, yo no digo ' te quiero ' así porque sí, y cuando quieres a alguien no lo olvidas en un par de días, ni en un par de meses, y muchísimo menos lo dejas de querer. Al menos yo no, y me entenderá cualquiera que se haya aferrado a un recuerdo como a un clavo ardiendo, cualquiera que le haya puesto la misma cara a una canción durante meses y meses, que haya pasado alguna que otra noche en vela, que haya mirado las fotos de esa persona y se haya puesto a sonreír. Me entenderá cualquiera que se haya enamorado, cualquiera que haya querido a alguien de verdad, de manera incondicional y sincera.