Mi peor error en la vida es haber dado demasiada atención a personas que no valen la pena. -Bob Marley.

lunes, 22 de octubre de 2012

Madurez señores , madurez.

Como si de una escalera se tratara va pasando la vida y como si cada año fuera un escalón.
Queremos siempre ser mayores, crecer rápido y quizás como alguien dijo alguna vez "vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver". Queremos siempre tener más de lo que ya tenemos, saber más de lo que ya sabemos y experimentar más allá de lo que ya hemos vivido.
Mi vida actualmente ha tomado un giro bastante inesperado, pero lo esperaba al mismo tiempo. Es difícil de explicar, es como si supiera que ese cambio llegaría pero no sabía cuándo, por qué ni cómo sería exactamente. Porque no todo son mariposas en el estómago cuando el chico que te gusta te sonríe, no. Ni todo lo que hay dentro de ti es amor. Dentro de ti hay algo más que eso, hay más sensaciones y muchos más sentimientos, también, otro tipo de "animales" bastante diferentes a las mariposas.
El giro del que hablo es el paso de niña a adolescente, esto puede sonar cursi pero yo hasta hace poco no conocía totalmente la verdad, creía que ser adolescente era una etapa de tu vida en la que te enamoras, tienes amigos, te diviertes, conoces nuevas personas... y el otro tipo de adolescente que fuma, bebe, se droga, en caso extremos, y se deja llevar por sus deseos más profundos. Pero ese segundo tipo de adolescente yo creía que simplemente se encontraba en las películas americanas ambientadas en esos institutos tan populares y blablabla o en los programas típicos de padres desesperados por unos hijos descarrilados. Lo peor es que yo me equivocaba y ese tipo de personas existen, y sí, te enamoras, tienes amigos, te diviertes y conoces a nuevas personas pero todo ello con sus consecuencias, buenas y malas, porque como dijo mi admirado Bunbury, "las consecuencias son inevitables y la juventud no te acompañará los próximos mil años".
Y acabas enamorándote, probablemente del estúpido adolescente que creías que no existía pero existe y das gracias por ello.
Y acabas teniendo buenos amigos, pero eso después de haberte jodido por otros que creías que lo eran y no fueron más que falsas personas, frías.
Y acabas conociendo gente nueva, que como antes decía seguramente se conviertan en esos buenos amigos con los que acabes.
Y acabas divirtiéndote, porque lo haces, enamorada o no, correspondida o no, del estúpido e inconveniente chico o del perfecto, da igual. Siempre te diviertes. Siempre hay alguien que te hace reír, que sabe cómo animarte, que te conoce.
Y yo apenas tengo quince años y acaba de empezar esta etapa y sé lo que me espera. A base de golpes se aprende en la vida porque "golpea mejor quien golpea primero". Aun así sé que me divertiré porque a veces, reírse es lo más serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario