Mi peor error en la vida es haber dado demasiada atención a personas que no valen la pena. -Bob Marley.

martes, 30 de octubre de 2012

La impotencia de saber que no lo controlo.

Cuando llegas al momento clave, en el que sientes que echas demasiado de menos el pasado, que la persona que antes estaba ahí para preguntarte que tal te ha ido el día, para sacarte una sonrisa por teléfono si hiciese falta, que ponía un poco de su parte para saber como te encontrabas, ver que esa persona se marcha, así sin más, dejando sus promesas aún lado, dejando los recuerdos olvidados, y ves que ya nadie te pregunta que tal estás, ni siquiera si lo echas de menos, es un vacío, ver que tienes mil anécdotas que contar y en casi nadie puedes confiar, que siempre habrá alguien al que contárselo todo, aunque tú en ese momento no lo veas. Recuerdo cuando era una cría, cuando mi mayor preocupación era no mentir para que así no me creciese la nariz… recuerdo la pérdida tan grande que fue la primera vez que perdí un ser querido, es solo impotencia por ver que todo sucede a tu alrededor y tú no puedes hacer nada, que tu interior grita su nombre mientras que tú te quedas en silencio, aparentando normalidad, aparentando ser feliz, para hacer feliz a los demás, ya lo dice una frase ¿no? ‘’No es lo mismo hacer feliz que ser feliz’’ y de hecho, en este momento solo te deberías de preocupar por tu felicidad, porque en cualquier momento los demás también miraran por ellos mismos, es un juego, en un juego todos buscan ganar, así que no te rindas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario